De todos es sabido que existe gran cantidades de materiales cuya biodegradación se completa a muy largo plazo, teniendo un grave y nocivo impacto sobre el medioambiente.

Este problema se acrecienta aún más cuando la producción de bienes hechos con estos materiales es muy elevada. Nos estamos refiriendo en este caso a los neumáticos.

Aunque hay diferencia en las estimaciones de la mayor parte de las fuentes consultadas, en el mejor de los casos, la biodegradación completa de un neumático tarda un mínimo de 600 años.

Todos los años se generan millones y millones de neumáticos en desuso.  Podemos aprovecharlos como elementos de decoracion o incluso de soporte para plantas, en cuyo caso solo podran ser para flores o plantas aromaticas (en tanto el neumatico podria desprender sustancias que fueran absorbidas por la planta)